Xeyareum-Xun

Xeyareum-Xun

Xeyareum-Xun

Xeyareum-Xun, seudónimo literario de Manuel Rodríguez López, nació el Domingo de Carnaval del 26 de Febrero de 1961, en la localidad marinera de Isla Cristina, antes llamada “Real Ysla de la Higuerita”, en las marismas de levante del río Guadiana, resurgida ésta y repoblada del Océano Atlántico, a raíz del maremoto del día de Todos los Santos de 1755, el uno de Noviembre. Y nació mientras en las calles de su ciudad costera sonaban las rimas y cantes de las comparsas, coros y murgas de esas Fiestas de Invierno, donde uno se ríe de todo, de lo de arriba y de lo de abajo…

Sintió de pronto el gusto por la lectura y mas tarde por el de la escritura, devorando todo lo que caía en sus manos, desde hojas volantes, panfletos, tebeos, cuentos, novelas cortas y largas, fotonovelas, comics, libros, enciclopedias, y unas revistitas que por su amenidad, misceláneas de cosas y amenidad, le abrió los ojos a otras culturas y costumbres, las selecciones del “Reader Digest”. Y desde estas bases lectoras, fue subiendo su escala , conforme avanzaba en grado escolar, y así, entró en la recién incorporada EGB…

Por causa familiar, migró desde su pueblo a la capital provincial, Huelva, la vieja Onuba de los Tartesios y Atlantes…donde discurrió su infancia, adolescencia y juventud pre y pos militar. Y aquí su mundo se amplió, pues ya pudo subir a las colinas de la ciudad y desde ella ver en varias leguas alrededor de un solo golpe de vista, y aquí conoció la literatura hispana y extranjera, a través de ese libro consultor llamado SENDA, y aquí conoció al poeta del burrito Platero de Moguer, a Juan Ramón Jiménez, y a otros muchos mas…

En la ciudad se formó humanamente, laboralmente en cosas de máquinas, calderas y motores marinos, ahí conoció la atracción y la belleza de la mujer del Sur, ahí conoció la Mili, y con ella otros mundos y otras gentes de todas partes de nuestra España, lo grande que era ella. Supo que era la búsqueda de trabajo, el trabajo duro con frutos y fracasado, pero no derrotado…conoció la fiebre política de la transición, las mareas electorales y las mil.

una ideologías de todo el espectro posible e imposible. Y entre estas cosas, desgranaba algún que otro poema o verso más o menos largo…balbuceos o palabras que anclaban lo que veía y sentía. Conocí el mundo sindical, y las corrientes espirituales y religiosas tradicionales y nuevas, y junto a todo ello, las amistades laborales y de caminos, los vaivenes familiares y estos asuntos que plasmo en mis versos, eso que llamamos Amor.

Sí, me di cuenta, conforme escribía, de que todo gira alrededor del Amor, en cualquier de sus facetas, tanto en su presencia como en su ausencia, y así, en un momento dado, en 1985, una fuerza intima me empujó a lanzarme sobre el papel, empuñando el “lápiz”, a escribir y leer de forma continua cada día, hasta hoy, a cualquier hora. Y gozaba, no era fatigoso ni engorroso, sino que es como un respirar mas de mi ser… y así, tras los primeros bocetos y versos sueltos… un día, sin más, me puse a plasmar mi primer l libro de poemas, ELLAEL, El libro del Navegante. Y a partir de ahí, más y más, como si la lámpara se hubiera abierto y no dejara el genio de azuzarme con su pincho: Escribe, escribe, escribe, escribe…

Y así, muchos más, algunos de ellos editados como libros electrónicos, como el previo a este de Fenixia en la serie “Granos de Dorada Arena” BUSCÁNDOTE CON DESESPERO” en 2018 y estos cinco más: ELLAEL, EL LIBRO DEL NAVEGANTE, en 2015. ULTRAMAR, TRIPOEMARIO en 2016. El RUISEÑOR y LA

ZITARA, BIPOEMARIO en 2016. OLAS DEL VERDE MAR, BIPOEMARIO en 2017 y LA FLOR DE TARTESIA, BIPOEMARIO en 2017.

Xeyareum-Xun

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies